Buscador

Sorpresa “y media” en El Chiripa… Joelo y Waltercito se quedaron con las centrales

El programa del domingo 28 de enero marcó el regreso al calendario del turf regional del Club Hípico El Chiripa de Villa Regina, la “Perla del Valle”. Ante un regular marco de espectadores, Waltercito se impuso con autoridad en el Gran Clásico Turf Regional, al superar por largo y medio al favorito de la cátedra, Armas Flash Gordon. En la otra estelar del caluroso domingo, que cerró el primer mes de la temporada, Joelo sacó a relucir su chapa de caballo clásico y le hizo pagar el derecho de piso a la chubutense Sorpresita, ungida como la fija de la tarde por los “estudiosos” de turno… el del 28 fue un domingo de sorpresa “y media”.

En el primero de los cotejos jerárquicos, el zaino de la familia Serer se hizo perdiz ni bien el starter liberó las jaulas, recorriendo los 315 metros pactados con un sólido andar que le sirvió para tirarle cuerpo y medio, que pudo ser más en la impresión, al entrenado por Martín Sosa, Armas Flash Gordon. Waltercito no necesitó de la ventaja que le daba su rival, la cortada al jamón, y así comenzó a hacer valer el concepto con el que llegó a las tierras del turf regional, cuando en sus dos primeras incursiones cayó sin atenuantes ante Cristina K y luego ante el clásico Lazaro, en ambas ocasiones mostrando uña de buen guitarrero. Se lució en la montura del zaino entrenado por “Rodri” Serer, Esteban Medina Montiel.

La otra prueba estelar de la tarde tenía en Sorpresita una figura excluyente al decir de los catedráticos especializados en aciertos, formados en las vivencias de madrugadas y tarceditas estuleras, en lecturas de los manuales de este maravilloso deporte, y por último en los infinitos domingos de turf de los distintos andariveles del planeta turf. La entrenada por el “Negro” Marín ni se enteró que en la entrada con el programa te “dateaban” en fija con ella; fue monologo de Joelo, ahora con nuevos propietarios, que promediando la competencia ya accionaba con un paso arrollador, al tiempo que Sorpresita era buscada por todos los medios por el eximio piloto argentino, el Corto Méndez, sin obtener respuestas. Un duro golpe a los “Fierreros” de turno, y una muestra de la versatilidad y vigencia de un caballo de neto corte jerárquico, para alegría de mi amigo “Pipi” que desde cientos de kilómetros seguía la suerte de pingo, vía el chat de turfregional.com. Lejos de la conversa, y en otro canal, cerró la marcha Don Francisco. Para el 4 de marzo se anuncia una prueba estelar sobre el kilómetro de recta, en este mismo escenario, y seguramente nos veremos invadidos por los especialistas de distintas provincias, extraoficialmente se rumorea que Juan Simón sería uno de los rivales del nuevo patrón de la vereda. Lo mantiene al óleo y siempre con los 10 que manda el código, Hugo Cisterna, y estrenó en la montura a Maicon Lima.

Vivimos varios finales de bandera verde, el de Indiana que contuvo con lo justo la estocada de Special Down, brillando en la definición Jorge Hernández en la montura de la ganadora y el corto JR en la escolta, que aun cuando extremo sus mejores recursos no pudo darle caza a la puntera; luego fuimos testigos de otro épico final, cuando Rompe Vientos se aguantó con lo justo la carga interior de Guitarrero, ambos ejemplares venían en serie de victorias, pero fue el conducido por Matías Ortiz el que se anotó la primera de la cuenta personal entre ambos ejemplares, topada que seguramente tendrá una nueva edición en breve. Las dos banderas verdes definidas por el hocico, con la garantía del finish de Loyola en la sentencia.

La vuelta del “Chiripa” no estuvo exenta de polémicas, la primera de ellas llegó con la “Fraile” del programa. En la pista cinco de los seis anotados en el programa, un carreron en las apuestas y en la pista, se hicieron fuertes adelantes por el centro de la pista Lucky Alpha, con Lucas Calluqueo, y El Rayo, con Jose Carinao, al tiempo que Cardono por dentro iba perdiendo terreno, Adivino era buscado del centro hacía afuera por su piloto, Matías Ortiz, y en otra carrera un desconocido Dorado enterraba temprano los boletos de sus seguidores. Los metros de la verdad fueron descontados con Lucky Alpha perdiendo acción del centro hacía afuera de la pista, El Rayo lo dominaba salto a salto, pero por afuera y ajustado a la verja Adivino iba agigantando su figura, para pasar de largo sobre el mismo disco. El finish cantó cabeza a favor del Roman Ruler, y un nuevo golpe a la cátedra se había consumado; pero sobrevino algo inesperado, el jockey del ganador, Matías Ortiz, acuso 54 kg en la balanza, cuando el programa establecía el peso de 58 para todos los competidores. En una primera instancia el organizador confirmó que el resultado en la pista debía respetarse pues la carrera había sido hablada de esa forma, el de Mario Caro recibía la ventaja de 4 kilos. Pero la comisión, en mi opinión con buen criterio, decidió seguir lo establecido en el programa y por lo tanto el ganador pasaba a ser El Rayo. Pero claro, esto que parecía justo por un lado, era injusto por otro, pues la gente de Adivino había participado de acuerdo a lo arreglado con el responsable de las anotaciones, y a su vez, los escasos creyentes en el poder de las cartas del “Adivino” tampoco tenían culpa alguna, y sus boletos no podían estar ligados a lo que parecía un error, de imprenta o de comunicación del concertador… fue entonces que sobrevino el fallo “Salomónico”, la comisión decidió pagar con dinero de sus arcas a los dos ganadores y de igual forma a los apostadores.

La “14” fue anulada por anormalidad en el desarrollo, según la información que pudimos obtener, mientras que sobre el cierre un “Extraterrestre” les devolvió la alegría a la gente del Stud El Quijote, a “Marita” y su familia.

La tarde le iba dando pasó al crespúsculo de otro domingo de turf, las bardas de fondo se iban coloreando de un tono rojizo y los fieles comenzaban la peregrinación inversa, con destino a sus hogares. La reapertura nos dejó la impresión de que hay mucho por trabajar y mejorar, la buena noticia es que el viejo escenario hípico está en pie y con ambiciosas propuestas en el corto y mediano plazo, serán tiempo de trabajar horas extras para la gente de El Chiripa.

El 4 de marzo se anuncia una jornada con dos clásicos centrales, uno de ellos sobre 500 metros con $100.000 de premio fijo, algo por demás atractivo y que ya tiene media docena de confirmados; además el clásico de 1.000 metros de recta que tendrá $50.000 de premio fijo, y que por ahora tiene a Joelo como la figura excluyente en la especialidad, aunque trascendió ayer que el poderoso pampeano, Juan Simón, vendría hasta la ciudad, que  custodia desde las alturas “El Indio”.

Además, para el 1 de abril ya se encuentran en la calle los bonos que sortearan un Renault Kwid, una casa y dinero en efectivo, en lo que busca ser otro punto alto dentro del calendario del turf regional.

Pablo Pino/turfregional.com

Compartí todo lo que sucede en el mágico mundo del turf…
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Related posts

Leave a Comment

Simple Share Buttons