Buscador

De mendigo a millonario, Areco Run se convirtió en el héroe de la edición 2019 del Pellegrini neuquino

El zaino entrenado por Vicente Anrada se quedó con la cita máxima del turf regional al consagrarse en la edición 2019 del Gran Premio Carlos Pellegrini disputado en una desapacible tarde en el Jockey Club Neuquén. Areco Run paso de preso a millonario en poco más de cinco meses, es que en mayo permaneció detenido algo de 20 días por una orden irracional, de los “justicieros” de turno, atado a un palenque, sin contemplaciones con el crack; el “Preso Vip”, de la mano de su equipo se rehízo de la injusticia y en la tarde neuquina sostuvo media cabeza de ventaja sobre Interruptor, de esa forma, por estas horas, se ha convertido en tapa de todos los medios, algunos de ellos los mismos que publicaban imágenes desagradables, titulando para la “monada”, buscando el efecto que en forma efímera consiguieron… las patas cortas de la mentira.

Como una paradoja del destino, o como cuando la realidad supera la ficción, Areco Run se desquito del palenque, de los “Dueños del alambre” y, especialmente, de los medios, aquellos mismos que entonces lo “Crucificaron” y que hoy llenan sus portadas con sus imágenes, esas que transmiten toda la magia del mundo del turf; de una de las grandes industrias nacionales, esa de mano de obra irreemplazable, y que hace apenas una semana daba otra muestra de jerarquía mundial cuando Blue Prize (Industria nacional) se quedaba con una de las carreras más importantes del universo.

Areco Run, a sus 8 años, llevó en sus riendas al rionegrino Roberto Ibáñez, quien junto al entrenador Vicente Anrada consiguieron entrar, por primera vez, en la historia del emblemático gran premio. Media cabeza lo separó de Interruptor, uno de los outsider de la prueba que casi sorprende a sport de fiesta; a dos cuerpos cruzó el rabioso puntero, Algo Mío, quien por su juventud (4 años) y entrega se perfila como el gran protagonista de la próxima temporada, la 2020, en la cual la comisión de carreras ya anunció que todas las pruebas se realizarán con controles antidopajes.

Una multitud desafió la fría tarde en la capital neuquina, la que sorprendió a propios y extraños, con un clima típico de invierno. Miles de almas burreras vivieron con intensidad una nueva fiesta del turf en el norte de la Patagonia, en el que los grandes premios se resolvieron con finales electrizantes en los que todos los gritos valían.

En el Jockey Club el puntero de la prueba, Santine, se aguanto una larga lucha de más de 1.000 metros en un mano a mano cinematográfico con Seattle Mat, a quien el éxito le ha resultado esquivo en tierras neuquinas, recordemos que en la edición 2017 del “Pelle” caía también por media cabeza ante Delivery Express. Lo llevó a la victoria Maicol Cahuasiri, uno de los aprendices de la escuela del Corto JR, y es entrenado por “Mansillita” en 25 de Mayo.

Pablo Pino/turfregional.com

Compartí todo lo que sucede en el mágico mundo del turf…
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Related posts

Leave a Comment

Simple Share Buttons